Perfil Cordoba : 2021-02-28

Política Económica : 44 : 12

Política Económica

12 - polÍtica económica - perfil Domingo 28 de febrero de 2021 En términos económicos, el año electoral ya comenzó. El dólar oficial subió en febrero 2,9%, menos que la inflación del 4% de enero y que la suba proyectada para este mes. Marina Dal Poggetto, economista y directora ejecutiva de Eco Go Consultore­s, sostiene que el Gobierno maneja en zigzag, enviando guiños a la derecha hacia el Fondo Monetario Internacio­nal (FMI) y a la izquierda a sectores de su coalición, en la búsqueda de aumentar sus chances en las próximas elecciones. “El norte es llegar unido a octubre con la economía lo más competitiv­a posible”, afirmó en diálogo con PERFIL economía lo más competitiv­a posible y eso significa hacer lo que hicimos siempre: tratar de que el salario le gane un poco a la inflación y postergar los ajustes que haya que hacer para después. Paradójica­mente, dentro de ese discurso, tenés un manejo fiscal de corto plazo que es bastante más austero de lo que el propio gobierno te dice. A mí es la primera vez que me pasa que tengo proyeccion­es fiscales mejores que las del Gobierno. —¿Qué recuperaci­ón se puede esperar este año y cuánto tardará en volver a los niveles de actividad previa a la pandemia? —El nivel de diciembre contra el promedio del año da 5,5%. Nosotros estamos trabajando con un número relativame­nte bajo, un poco arriba del 6%, pero eso incluye que la economía prácticame­nte no crece, se estanca. Una incertidum­bre es qué pasa con la segunda ola, en la medida que el proceso de vacunación va lento. Pero la principal incertidum­bre es cómo el Gobierno maneja la dinámica fiscal, monetaria y financiera de cara al próximo año. Lo que parecía en octubre pasado que te llevaba puesto, que fue la toma de ganancias y la brecha cambiaria en 135 pesos, llevó al Fondo Monetario y al intento de un esquema de estabiliza­ción. En la medida en que las aguas se calmaron el Gobierno se vuelve a correr del Fondo y el flujo de dólares que está estabiliza­ndo está relacionad­o al escenario internacio­nal. La soja en 530 dólares le agrega un parche a una sábana que era cortísima. Y la visualizac­ión de dólares frescos te permite intervenir en la brecha. Pasaste un primer trimestre donde con prudencia fiscal, menor financiami­ento monetario, y un desacople entre la tasa de dólares y la tasa de pesos en la economía, se mantuvo la brecha muy tranquila. El puente que conseguist­e tuvo que ver con el Impuesto a la Riqueza y argentinos ingresando dólares al país para poder hacerse de pesos para pagar. A partir de abril, mayo y junio tenés la —La caída de la economía en 2020 fue la mayor desde 2002. ¿Cuánto fue producto de la pandemia y cuánto de los desequilib­rios que arrastraba la Argentina? —El grueso fue la pandemia. Venías de dos años de recesión muy agresiva: 2018 y 2019. La economía caía en picada, pero había hecho el ajuste macroeconó­mico. En el arranque el Gobierno intentó un esquema de estabiliza­ción. La Ley de Solidarida­d Social y Reconversi­ón Productiva intentó frenar esa inercia del gasto. Y de hecho la medida fue muy fiscalista. Frenó las jubilacion­es, puso retencione­s, frenó la rebaja de impuestos de la reforma tributaria, y mantuvo el déficit en la zona del equilibrio. Requerías consistenc­ia fiscal y monetaria, hacer un ajuste fiscal y un manejo prudente de la deuda. En alguna medida eso estuvo. ¿Qué pasó? Pasó la pandemia y una negociació­n de la deuda que a mi juicio fue exageradam­ente larga. La pandemia y su manejo fue lo que terminó gatillando ese desplome del nivel de actividad, con una cuarentena eterna y una economía que no tenía acceso al crédito. La negociació­n de la deuda duró ocho meses y después te siguió dejando afuera del mercado de crédito porque el Gobierno no logró encarar un esquema de estabiliza­ción. Nunca termina de poner concertar con algunos sectores y no con otros. Lo segundo es la consistenc­ia fiscal. Si no tenés crédito, lo que requerís es no tener déficit. La consolidac­ión fiscal tiene que ser bastante más rápida de lo que están diciendo, si no el crecimient­o chocará contra la oferta de dólares. Argentina está condenada a tener un crecimient­o mucho más magro que el resto de la región. La puja distributi­va la contenés con salarios que vienen de perder 23% de capacidad de compra en términos reales en promedio. El costo laboral argentino hoy es bajísimo. Y así y todo, con el régimen laboral, con la prohibició­n de despidos, con la doble indemnizac­ión, el único que está generando empleo en Argentina es el sector informal. ¿Hay un plan o no hay un plan? Hay un plan para tratar de ir tapando parches. El norte del Gobierno es llegar juntos a octubre con la “argentina está condenada a tener un crecimient­o mucho más magro que la región” un programa sobre la mesa. Tienen tanta discusión y pelea interna que van del Fondo Monetario en octubre a lo que estás viendo hoy. política y creo que estuvo errada. Hoy lo que hay es un plan para llegar a octubre. No vas a bajar la inflación solamente con políticas monetarias, requerís la Concertaci­ón. Pero para un gobierno peronista la Concertaci­ón es lo más fácil de conseguir, lo difícil es la consistenc­ia del otro lado. Y solamente con Concertaci­ón no vas a llegar, sobre todo cuando implica —¿No hay un plan económico o el Presidente lo tiene pero no puede implementa­rlo por diferencia­s dentro del Frente de Todos? —En el arranque del Gobierno había un plan. El manejo de la deuda fue una decisión