China Today (Spanish) : 2020-07-05

SOCIEDAD : 68 : 66

SOCIEDAD

Sociedad CHINA HOY Julio 2020 hacer trabajos manuales y descansar, además de ser el lugar donde toda la familia se reúne para comer. Los otros cuartos sirven como dormitorio o cocina, y pueden estar subdividid­os en un espacio delantero y otro trasero. El primero está hecho sobre una cama de ladrillos calefaccio­nada, mientras que el segundo sirve como zona privada de uso exclusivo para los residentes del hogar. El primer piso se mantiene como un espacio abierto, con columnas de madera para dar soporte a toda la estructura, y es utilizado generalmen­te como bodega. Las viviendas normalment­e miran hacia el este o el oeste. Con un diseño libre y flexible, son construida­s de acuerdo con las variacione­s topográfic­as de los valles o las montañas donde se sitúan, en perfecta armonía con el entorno natural. Las formas también son variadas: hay casas donde un lado sobresale, otras donde sobresalen los dos, e incluso algunas con otro piso construido sobra las partes suspendida­s. Asimismo, los espacios interiores tienen distintivo­s diseños, lo cual convierte a cada casa en una vivienda única. Toda la estructura de madera está hecha mediante un sistema de caja y espiga, prescindie­ndo de cualquier clavo o tornillo. El tallado de las puertas y ventanas está inspirado en un abanico de temas, por lo que es variado y dinámico. Con tejas grises y paredes de madera como fondo, los elementos decorativo­s reflejan el gusto estético por la sencillez y la elegancia. Además, los artesanos de esta etnia prestan especial atención a las funciones prácticas, así como al significad­o cultural de las casas, lo que da cuenta de su destreza en la técnica y su creativida­d. Para la gente de la etnia tujia, la construcci­ón de viviendas ocupa un lugar central en su vida. Generalmen­te se escoge un día considerad­o auspicioso y se le pide al arquitecto principal ( llamado zhangmoshi) que escoja de las montañas la madera que será utilizada. Esta proviene del árbol del cielo ( Ailanthus altissima) o del tupelo chino ( Nyssa sinensis Oliv), cuyos sonidos en mandarín se asemejan a las palabras “primavera” y “descendien­tes”, respectiva­mente, por lo que representa­n una señal de buen augurio. 66

© PressReader. All rights reserved.