ABC Color : 2020-11-25

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS : 18 : 18

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS 18 Miércoles 25 de noviembre de 2020 UN BUEN ARRANQUE PARA LOGRAR UNA BUENA COSECHA Si queremos una soja fuerte y productiva debe ser bien nutrida En el ser humano una nutrición equilibrad­a es clave para un buen desarrollo y una inmunidad fuerte. No es diferente para las plantas. La doctora Lidiane Miotto es responsabl­e de desarrollo de mercado Timac Agro Paraguay y nos cuenta sobre la importanci­a de la buena alimentaci­ón de la soja. Las carencias nutriciona­les afectan la fisiología y el funcionami­ento de la planta. Una nutrición balanceada consiste en proveer nutrientes que el cultivo necesita, en la dosis, en la fuente y en el momento adecuado para su máximo aprovecham­iento, evitando pérdidas financiera­s para el agricultor e impactos ambientale­s negativos. Un buen plato de comida Para preparar un buen plato de comida para la planta, con los nutrientes adecuados, evitando desperdici­os, es importante invertir en formulacio­nes de fertilizan­tes con granulomet­ría uniforme, que contengan nutrientes altamente disponible­s y en forma equilibrad­a en cada grano. Sumado a eso, para garantizar una buena hidratació­n de las plantas debemos estimular la formación de raíces. Estas son considerad­as la “boca” de la planta, responsabl­e por la absorción de agua y nutrientes. Dra. Lidiane Miotto, desarrollo Timac Agro. informacio­nes indicamos cuáles de nuestros fertilizan­tes y bioestimul­antes son ideales para la parcela del agricultor. Una buena nutrición empieza desde la base con buenas informacio­nes nutriciona­les y buena elección de los alimentos que serán servidos a la planta, de tal forma a que la aproveche y logremos una buena cosecha. puede llegar hasta los 7 mm/día. En promedio, una planta necesita de al menos 5 milímetros de agua/día para estar bien hidratada, o sea 5 litros de agua por metro cuadrado cada día. pero no debemos olvidar que la planta necesita agua para absorber los nutrientes del suelo. Según estudios de la Embrapa (Empresa Brasilera de Pesquisas Agropecuar­ias), los mayores rendimient­os de soja se obtienen con 650 a 700 milímetros de agua durante el ciclo del cultivo. La etapa de llenado de grano (R1 a R6) es la que más demanda agua, este consumo pequeñas cantidades refuerzan los sabores y mantienen la salud. Ellos consisten en 8 mg/m² de boro, 84 mg/m² de cloro, 8 mg/m² de cobre, 104 mg/m² de hierro, 52 mg/m² de manganeso, 2 mg/m² de molibdeno y 20 mg/m² de zinc (IPNI). Así, a manera de ejemplo, un buen plato de comida; para que un cultivo de soja pueda producir 4.000 kg de grano por hectárea, consiste en: 26 g/m² de nitrógeno; 2,4 g/m² de fósforo; 13 g/m² de potasio; 3,2 g/m² de magnesio; 5,6 g/m² de calcio y 1,6 g/m² de azufre (IPNI). A ese plato debemos también agregar otros ingredient­es llamados micronutri­entes, estos son como condimento­s que adicionado­s en Realizar diagnóstic­o Siempre estamos buscando una solución para los problemas nutriciona­les del cultivo con base a un diagnóstic­o completo. Con esas Buena humedad La nutrición es fundamenta­l para una buena productivi­dad, Ciro González, productor de Colonia Yguazú, nos comentó su experienci­a con el cultivo de cebolla. Riego salvo la falta de lluvias Probar de a poco Sin riego