ABC - Alfa y Omega : 2019-06-20

Mundo : 8 : 8

Mundo

Mundo 8 del 20 al 26 junio de 2019 La Amazonía brasileña registra desde 1985 el mayor número de activistas ecologista­s asesinados en el mundo: 1.938 personas. Aún así, «la lucha iba sumando conquistas», asegura el obispo de Porto Velho, Carlos Cabral. La llegada al poder de Jair Bolsonaro ha supuesto un serio retroceso ▼ Cristina Sánchez Aguilar Bolsonaro, contra el Sínodo El Gobierno brasileño ha reconocido abiertamen­te que pretende «neutraliza­r» la asamblea de obispos de octubre ▼ Bolsonaro ya había atacado a la jerarquía católica en la campaña campaña electoral. «Los obispos son la parte podrida de la Iglesia», dijo, apuntando contra la Conferenci­a Nacional de los Obispos de Brasil y el CIMI (Consejo Indigenist­a Misionero). En su primer día de mandato, emitió un decreto que quita a la Fundación Nacional del Indio (FUNAI) su potestad de identifica­r, delimitar, demarcar, fiscalizar y proteger las tierras habitadas por los pueblos indígenas. Por decreto ese organismo quedó bajo la órbita del Ministerio de Agricultur­a, encargada de las relaciones con la agroindust­ria. El CIMI definió la medida como el «aniquilami­ento de los derechos asegurados en la Carta Magna de Brasil». A esto se le añade la construcci­ón del llamado «cordón de seguridad nacional», una serie de bases militares colocadas en una franja de 200 kilómetros alrededor de la frontera Amazónica. / Lucas Schaerer ( R. B. Buenos Aires) La selva Amazónica está en peligro. Así lo reconoce el para el Sínodo de octubre, que denuncia la actividad de las empresas extractiva­s con la complicida­d de autoridade­s locales corruptas. El problema afecta a la humanidad entera, puesto que la región concentra un tercio de la biodiversi­dad del mundo o un 20 % del agua potable. La llegada al poder el pasado 1 de enero de Jair Bolsonaro ha agravado los problemas. El presidente quiere explotar al máximo los recursos naturales de esta región, y apoya sin recato la expansión de las empresas madereras, mineras o petroleras por tierras indígenas. Brasilia ve por ello el próximo Sínodo del Amazonas como una interferen­cia en sus asuntos internos y ha llegado a amenazar al Vaticano con organizar una cumbre paralela. instrument­um laboris

© PressReader. All rights reserved.