ABC Color : 2020-11-01

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS : 21 : 21

ECONOMÍA, ENERGÍA Y NEGOCIOS

21 Domingo 1 de noviembre de 2020 MARROQUÍ Y ARGELINO ARRESTADOS EN SERBIA CERRARON EL CONTENEDOR QUE VINO A PARAGUAY Detenidos por muerte de polizones supuestame­nte querían ayudarlos Aunque los familiares de los polizones que llegaron muertos a Paraguay dentro de un contenedor dijeron que las víctimas fueron engañadas por una red de trata de personas, los amigos de los inmigrante­s aseguran que los dos detenidos en Serbia en realidad querían ayudarlos a llegar a Italia. Uno de los amigos de los siete inmigrante­s africanos fallecidos, en una entrevista con ABC Color vía Facebook, aseguró que el argelino de 29 años de edad y el marroquí de 30 años, quienes fueron arrestados en Serbia el jueves último, en realidad querían ayudar a los polizones a llegar a Milán, Italia. “Los siete jóvenes eran amigos de los dos detenidos. Estas pandillas ayudan a los inmigrante­s a subir al tren y a cerrar el contenedor por dinero. Pero esta vez no tomaron el dinero de los siete inmigrante­s porque eran amigos”, sostuvo el entrevista­do, quien pidió que su identidad no fuera mencionada, ya que justamente la investigac­ión en Serbia ahora se centra sobre el círculo más cercano de las víctimas. “El inmigrante viaja por su propia voluntad”, ratificó, descartand­o cualquier captación forzosa de los siete polizones. Básicament­e, lo que hicieron los dos hombres ahora detenidos en Serbia fue ayudar a los otros siete hombres a entrar al contenedor repleto de fertilizan­tes que estaba varado en la estación de trenes de la ciudad de Sid, pero que tenía como destino final Paraguay. De hecho, el propio Ministerio del Interior de Serbia, en su página oficial, consigna que a los dos detenidos “se les imputa que, de acuerdo con otras personas no identifica­das, colocaron a los inmigrante­s en un contenedor para el transporte de mercancías en material rodante con el fin de evitar los controles fronterizo­s de la República de Serbia con la República de Croacia”. Los dos hombres están procesados “bajo sospecha de organizar el cruce ilegal de la frontera para siete inmigrante­s ilegales cuyos restos fueron encontrado­s en un contenedor en Paraguay”, siempre según el Ministerio serbio. Concretame­nte, la investigac­ión oficial en Europa sostiene que los dos hombres detenidos forman parte de una red de trata de personas que cobra dinero a los inmigrante­s ilegales para hacerlos llegar a otros países. Sin embargo, los amigos de los siete fallecidos indicaron que, efectivame­nte, los dos ahora detenidos cerraron el contenedor por fuera, pero para ayudar a los otros a que no fueran descubiert­os antes de llegar a su destino, que era Italia. ¿Entonces no cometieron ningún delito, si solo estaban tratando de ayudar?, fue la pregunta hecha al entrevista­do europeo. “Pero es un crimen, porque están muertos”, fue la sensata respuesta que dio, ya que técnicamen­te los dos procesados facilitaro­n la muerte de los siete polizones al trancar el contenedor, por más que supuestame­nte solo querían ayudarlos a mantenerse escondidos. El egipcio, los dos argelinos y cuatro marroquíes que llegaron muertos a Paraguay subieron al contenedor en Serbia, desde donde fueron en tren hasta Croacia. En ese país el contenedor fue bajado a un puerto para ser traído en barco a Paraguay, mientras el tren siguió camino a Italia. Los polizones no pudieron bajar porque estaban encerrados. El contenedor con los restos de los siete polizones fue abierto el viernes 24 de octubre pasado al ser entregado a un productor en su depósito de la ciudad de Asunción. Dos de los documentos hallados junto a los cadáveres deshechos de los siete inmigrante­s africanos.