ABC Color : 2020-11-01

POLÍTICA : 5 : 5

POLÍTICA

POLÍTICA 5 Domingo 1 de noviembre de 2020 LLAMATIVO CAMBIO DE POSTURA EN EL CASO DE LA MAGISTRADA CELESTE JARA Ministros pisotean la ley orgánica de la Corte para favorecer a jueza suspendida La ley que organiza la Corte faculta al alto tribunal dentro de su poder disciplina­rio a suspender preventiva­mente a los jueces. Sin embargo, la norma fue pisoteada por los ministros para levantar la suspensión de la magistrada Celeste Jara, grabada maltratand­o a funcionari­os judiciales. Carlos J. Benítez Ramírez Candia) votaron por la ratificaci­ón de la suspensión. El doctor César Diésel se abstuvo y dijo que no tuvo los antecedent­es. Luego, los ministros analizaron la remisión de la causa al Jurado, pero esta votación (dudosa) terminó con la postura de cinco ministros por el no envío del caso y cuatro a favor. El ministro Ramírez Candia fue el que más insistió que el caso vaya al Jurado y tuvo el apoyo de Llanes, Garay y Martínez Simón. Tras su suspensión, Jara presentó el 16 de octubre un pedido de reconsider­ación, que fue tratado en la sesión del 28 de octubre. En dicha ocasión, sugestivam­ente todos los ministros votaron por revocar la suspensión. Solo faltó que le pidan perdón a la magistrada cuestionad­a. Los dos últimos incisos se refieren a faltas leves. El inciso “g” , sin embargo, dice que es falta grave del juez “realizar actos de violencia, amenazas, injurias o maltrato a otros magistrado­s, funcionari­os, profesiona­les u otras personas, durante el ejercicio de sus funciones”. Es decir, que el Consejo de Superinten­dencia atribuyó la supuesta comisión de faltas leves y graves a Jara, por lo que ordenó la instrucció­n de un sumario y dispuso la suspensión preventiva de la misma, pendiente de ratificaci­ón por el pleno del alto tribunal. El 14 de octubre, durante la sesión del pleno, se trató el caso. Ocho ministros (Martínez Simón, Fretes, Llanes, Gladys Bareiro, Luis María Benítez Riera, César Garay, Eugenio Jiménez y Manuel n cbenitez@abc.com.py El 13 de octubre pasado, por resolución número 399, el Consejo de Superinten­dencia de la Corte integrado por el presiente Alberto Martínez Simón y los vicepresid­entes Antonio Fretes y Carolina Llanes suspendier­on a la integrante del Tribunal de Cuentas María Celeste Jara Talavera. Fue luego de la viralizaci­ón de un vídeo en el cual se observa a la magistrada maltratand­o a funcionari­os judiciales, que dejaron muebles en el pasillo donde funciona su despacho. La conducta de la magistrada fue encuadrada dentro los artículos 16 inciso “g” y 17 incisos “a” y “c” de la Acordada 709/11 “Que reglamenta el sistema disciplina­rio del Poder Judicial”. Los ministros en la sesión del 28 de octubre pasado, en la que pisotearon la ley orgánica. El que más habló a favor de Jara, pero con argumentos no creíbles, fue Jiménez. Dijo que quien no enmienda su error se equivoca dos veces. Afirmó que la suspensión de Jara no tiene plazo y que la ley dice que una vez concluido el sumario, si se encuentra que cometió falta grave, la máxima sanción es de 30 días de suspensión. Lo apoyaron Bareiro, Diésel, Benítez Riera y Llanes. Después Martínez Simón preguntó si alguien más iba hablar y hubo total silencio. El artículo 3° inciso “d” faculta en su última parte a la Corte a suspender a los magistrado­s dentro de sus facultades disciplina­rias y de hecho así procediero­n en varios otros caso. El más reciente es el de la camarista de Pedro Juan Caballero, Mirta Estela Sánchez, quien fue filmada haciendo un sorteo amañado. Utilizó casi los mismos argumentos que su Jara al plantear la reconsider­ación de su suspensión, pero los ministros tuvieron otro criterio y ratificaro­n lo anteriorme­nte resuelto. No usan la misma vara para todos y eso solo ayuda a que aumente falta de credibilid­ad a la Corte. Ahora, Jara apura que se le pague por los días no trabajados. Nunca se hizo lugar a pedido similar.