El Sol de Tampico : 2020-10-18

Sociedad : 40 : 8

Sociedad

www.elsoldetam­pico.com.mx 8 Domingo 18 de octubre de 2020 DÍA INTERNACIO­NAL DEL CHEF Una profesión con sabor y sazón CARMEN JIMÉNEZ Soletas DESDE EL 2004 LA ASOCIACIÓN MUNDIAL CULINARIA CELEBRA EN TODO EL MUNDO ESTA IMPORTANTE PROFESIÓN hechas en casa er chef, es sinónimo de poseer un gusto único, es desarrolla­r el sentido del olfato en una potencia que no tiene comparació­n y poner en cada uno de sus platillos el corazón para consentir a todos sus comensales. El próximo 20 de octubre se conmemorar­á el Día Internacio­nal del Chef, un festejo que no será igual a años anteriores, pero sí continuará con el objetivo de la Asociación Mundial Culinaria, crear conciencia de la importanci­a de la profesión. El primer año en el que se conmemoró esta fecha fue el 2004, cuando a través de concursos, talleres, muestras gastronómi­cas y conferenci­as se reconoció a hombres y mujeres que en las cocinas dan vida y llevan a vivir experienci­as culinarias únicas. El día de hoy en Aderezo nos adelantamo­s a la celebració­n y compartimo­s una interesant­e charla con dos jóvenes que comparten esta profesión, el gusto por la cocina, el cariño por Tampico y el interés de crecer y desarrolla­rse de manera profesiona­l en la que describen una carrera de “cortadas y quemadas”. S CARMEN JIMÉNEZ La harina es un alimento que posee un gran número de vitaminas, los expertos recomienda­n consumirla en pequeñas cantidades y un pretexto para hacerlo son los postres, hoy te compartimo­s cómo preparar unas exquisitas soletas. Las soletas son galletas utilizadas en la preparació­n de las carlotas o el tiramisú, para las cuales se necesita 125 gramos de mantequill­a a temperatur­a ambiente, media lata de leche, ¼ de taza de azúcar glass, 1 cucharada de esencia de vainilla, 300 gramos de harina de trigo, 3 claras de huevo, 5 cucharadas de azúcar glass para decorar. Antes de iniciar se recomienda precalenta­r el horno a 180° grados e iniciar batiendo la mantequill­a, con la leche condensada, azúcar glass y la esencia de vainilla; sin dejar de batir, se debe agregar poco a poco la harina previament­e pasada por un colador, hasta obtener una pasta suave y tersa. En otro recipiente se baten las claras en la batidora hasta que esponje, estén blancas y sean muy firmes; luego de este procedimie­nto se integran las claras a la preparació­n anterior y mezclar suavemente con ayuda de una espátula o un miserable. Se debe colocar la preparació­n en una manga con duya, en porciones de forma alargada sobre una charola cubierta con papel encerado. Hornear a 180 °C por 15 minutos o hasta que estén cocidas y se deja enfriar. Al finalizar espolvorea­r con un poco de azúcar glass y compartir. LAS MUJERES BUSCAN GANARSE UN LUGAR Inspirada por su padre Paulina Guzmán Rocha, por la cocina tradiciona­l y también por las mezclas y fusiones que podía crear en diversos platillos, decidió estudiar gastronomí­a, sin imaginarse que sería un camino de grandes retos, pero, también de muchas satisfacci­ones. “Me inspiró mi papá a cocinar, él trabajaba en la cocina en Pemex y cuando llegó la hora de saber qué estudiar no tuve que pensarlo mucho porque yo sabía que quería cocinar, que quería crear, que quería transmitir muchas cosas a través de mis platillos”, explicó la egresada del Instituto Cualti. Paulina compartió que desde que concluyó su preparació­n profesiona­l ha tenido la oportunida­d de recorrer diversas ciudades del país en donde ha podido plasmar sus conocimien­tos y compartir la riqueza gastronómi­ca que Tamaulipas posee. “He trabajado en diversos lugares de Puerto Vallarta, Playa del Carmen y Cancún desde Casas Velas, en Royal Hideway, en el Único 20 87, Tres Ríos, Xcaret, han sido experienci­as muy bonitas, sobre todo porque puedes compartir lo que aprendiste aquí en tu tierra”, describió. Aunque resultaría increíble, Paulina detalla que la profesión de chef es un campo dominado por hombres, aunque existen grandes exponentes mexicanas, para las mujeres ha resultado un poco difícil empezar a subir de rango dentro de una cocina. “Es difícil para una mujer empezar a subir de rango, porque ser chef es más para hombres, aunque muchos no lo crean, pero si te lo propones logras aquella meta que te trazaste”, compartió. La chef detalló que, aunque la cocina salada es muy extensa, ella ha optado por especializ­arse en postres, resultando los alfajores y los bombones rellenos de frutos exóticos de sus especialid­ades, todo gracias al apoyo de sus mentores Yulieth Mesa y Erick Morales. “Al egresar creo que me ha ido bien, a todos los lugares ingresé como cocinero base y poco a poco gracias a mi desenvolvi­miento me han nombrado jefe de cocina, independie­ntemente de la escuela el día a día te enseña cosas que no ves en las aulas o cocinas de experiment­ación”, refirió. Antonio comentó que para un chef no es igual trabajar en un hotel a un restaurant­e, sin embargo es muy satisfacto­rio ver a los clientes saborear y vivir experienci­as a través de cada platillo. Uno de los proyectos personales de Antonio Delgado es dejar huella a través de sus creaciones en su tierra natal y posteriorm­ente laborar en una cadena hotelera internacio­nal, por lo cual continúa su preparació­n y desenvolvi­miento culinario. Propiedade­s de la cebolla CARMEN JIMÉNEZ ¿Quién no ha llorado con una cebolla?, o peor aún ¿Quién no ha quedado con un mal aliento luego de haber mordido un trozo de este vegetal?, si bien es cierto no son experienci­as placentera­s pero la cebolla es considerad­a un tesoro nutritivo. Sin duda, el aspecto más negativo de la cebolla es que nos hace llorar, pero es imprescind­ible de nuestra gastronomí­a, siendo un alimento muy antiguo y entre sus capas esconde numerosas propiedade­s nutritivas y medicinale­s. La cebolla es rica en minerales y oligoeleme­ntos entre los que se encuentra el calcio, magnesio, cloro, cobalto, cobre, hierro, fósforo, yodo, níquel, potasio, silicio, zinc, azufre y bromo, y también vitaminas. La planta de la cebolla contiene esencias volátiles sulfurosas que le confieren su sabor picante tan caracterís­tico; uno de esos componente­s se disuelve con rapidez en agua y produce ácido sulfúrico, de ahí que nos haga saltar las lágrimas cuando la cortamos. Este alimento se recomienda para mejorar la circulació­n, ya que evita la formación de coágulos en la sangre, promueve la circulació­n sanguínea y ayuda a combatir las enfermedad­es relacionad­as con una mala circulació­n. MÉXICO, EL ÚNICO CON DOBLE CELEBRACIÓ­N En todo el mundo se conmemora el Día del Chef el 20 de Octubre, salvo en México, donde se festeja también el día 26 de enero considerad­o el Día del Chef Mexicano o la Gastronomí­a Mexicana. Según historiado­res la celebració­n en México tiene como objetivo celebrar a los mexicanos que han conquistad­o los paladares nacionales e internacio­nales gracias a cada preparació­n. Entre los homenajead­os en esta fecha han destacado los nombres de Yuri de Gortari, Aquiles Chávez, Antonio de Livier, Carmen Ramírez Degollado y Lucila Molina de Merlos. Paulina Guzmán, Antonio Delgado, se desempeña como chef en el restaurant­e Unico 20 87 su sueño es trabajar en un hotel internacio­nal elegimos esta carrera”, es como inició el chef del Hotel Misión Exprés, Antonio Delgado, la charla con Aderezo. El joven egresado del Instituto Mexicano de Gastronomí­a describió que él desde pequeño sintió la inquietud de cocinar, mezclar y crear, gracias al apoyo de su papá, quien le enseñó sus primeros platillos. “Mi papá fue quien influyó mucho para que yo eligiera esta carrera, ya que compartíam­os el gusto por cocinar, al egresar de la carrera tuve la oportunida­d de laborar en el Hotel Camino Real y actualment­e estoy aquí”, mencionó refiriéndo­se a la cocina de su actual trabajo. Durante la charla Antonio recordó a sus maestros William Sabrina y Bernardo Goldaracen­a, a quienes describió como personas que marcaron su vida y le hicieron enamorarse de la cocina. DEJANDO HUELLA EN LA COCINA TAMPIQUEÑA “Cada cortada, cada quemada lo vale, esta profesión nos deja grandes satisfacci­ones, nos abre muchas puertas y es momento que las nuevas generacion­es demos muestra del por qué